« Home | Capítulo 9: Rescue Me » | Capítulo 8: My baby shot me down... ¡Gang Bang! » | Capítulo 7: Dos maricas muertas, congeladas vivas ... » | Capítulo 6: Confessions on the front door of the d... » | Capítulo 5: ¡Es el fin del mundo! (O casi) » | Capítulo 4: Terror en el hipermercado » | Capítulo 3: Memories (Primera parte) » | Capítulo 2: Las cosas claras, y el chocolate... » | Capítulo 1: Piluca Begins (o Returns, según se mir... » | Ni Munich, ni hostias »

Capítulo 10: Las Cinco Maricas Malas (The Jackson's Bad Five)

La Magneto, que siempre ha estado enamorada de mí aunque nunca lo reconocerá, se presentó en mi casa después de hacerse un cambio de look a lo Asdrúbal (el de la Bibi) y me contó que se había infiltrado en el grupo de Piluca. Había arriesgado su vida (bueno, su dignidad al menos) para ayudarme, y eso me hizo darme cuenta de que más me valía dejar de lamentarme por lo que había pasado y hacer que fueran otros los que se lamentaran por lo que iba a pasar. ¡Agarraos, nenaaaas!

¿Que si me follé a la Magneto?

¡Pues claro que no! ¡Para follar estoy yo ahora! ¡Tengo cosas más importantes que hacer!

Sí, era cierto que la chica se había puesto muy guapa para la ocasión y que en aquel momento me entraron unas ganas horrorosas de ponerme mirando a Cuenca...
La Magneto me estaba mirando con unos ojitos de cordero degollado que dejaban claro que la muy puta quería marcha.
- Hidro...
- No digas nada nena, no digas nada.
- Hidro yo...
- ¡No digas nadaaaaaaaaaaaaa! Que conozco estas situaciones y no tengo el chichi pa' farolillos.
- Pero Hidro... tú sabes que...
- ¡Que no! ¡No me vengas con historias de yo sé y tú sabes! Mira, te propongo un trato. Cuéntame todo lo que sabes sobre Piluca y sus amigas las putas. Ayúdame en mi venganza... y cuando termine todo esto nos montamos un festival que ni Tita Cervera recién enviudada.

Y así fue como, gracias a La Magento, conocí a...

LAS CINCO MARICAS MALAS (The Jackson's Bad Five)

Un grupo de maricas amargadas y resentidas que habían vendido su alma al diablo (¡como poco!) para acabar convirtiéndose en el más letal y mortífero grupo de gayers que jamás ha pisado la faz de la tierra. Capaces de cualquier cosa. ¡Son lo piiioooorrr!

El grupo lo formaban:

LA PIERCING

La vida de la Piercing había sido como un piercing en el escroto. En el colegio siempre la habían crucificado por ser hipermariquita. Perdía miles de millones de litros de aceite por metro cuadrado. En el instituto siguieron crucificándole. En su primer trabajo la seguían crucificando.
Y entonces, misteriosamente, un día desapareció. Como Piluca. Nadie sabe dónde estuvo, pero al volver llevaba más piercings encima que una jebyata contando su vida en El Diario de Patricia y tenía más mala leche que la Dolly al descubrir dónde estaba su primera temporada de Sexo en Nueva York.

LA BRISHKA

Una garrula de barrio marginal que se la comió a todo el que se le puso por delante en el instituto. Por eso la odió todo el mundo, incluidas sus amigas. Se quedó más sola que la una y acabó trabajando vendiendo ropa en un Bershka. Allí también se la comió a todos los clientes, los probadores eran terreno vedado para las otras vendedoras que, envidiosas de la vida, la acusaron de robar dinero. La echaron y también desapareció. Esto es peor que un capítulo de PERDIDOS, sí.
Un año después volvió.
Nadie sabe cómo lo hizo, pero se montó su propia tienda de ropa. Y vende unos trapos divinos de la muerte que, según dicen, diseña ella misma. Yo también jugaba al Diseña tu Moda con una amiga que tenía al hacer la comunión, pero a la Brishka le fue mejor.
El caso es que, con tanto trapito, la muy guarra se ha formado un club de fans. Dicen que no sale de casa sin ellos, que están siempre ahí en la puerta esperándola y que, vaya a donde vaya, las lleva pegadas al culo.
Nombre en clave:
Las Perracas.

LA CUSTEAU

Es biólogo. Como Ana Obregón. Es puta. Como Ana Obregón. Es la típica marica a la que la vida le sonreía. Era feliz en su Universidad. Un día se peleó con otra marica por un rollo raro de un chat sobre una serie de televisión para maricas aburridas. La otra marica consiguió una foto de su pene y la colgó por todo el campus. La vida de la Custeau se hundió en las profundidades del océano.
Para variar, esta también desapareció. Y volvió un año después.
¡Y tenía una beca!

LA DIENTES (a.k.a. HANNIBAL EL CANIBAL)

Es un tío. Es gay. Pero parece una lesbiana de las que dan miedo. Nadie sabe de dónde vino, así que nadie se extrañó cuando desapareció. Sólo se sabe que no soporta que le hablen en femenino. Sólo admite que sea Piluca la que la llame La Dientes, todas las demás la llaman Hannibal el Caníbal. Dicen que una vez se la estaba chupando a un tío que, por accidente, le dijo "sí nena, así se hace". La Dientes (yo la llamo así PORQUE ME SALE DEL COÑO BONITA) pegó un bocao.
Y tiene unos dientes muy grandes.
Imagínate lo que pasó.

LA SCULLY

La más tonta de las cinco. Todas se ríen de ella. De pequeña era como La Magneto, la típica freak enganchada a los cómics y a otras cosas de mal gusto. Un día se apuntó al club de fans de Expediente X. Se llamaba "Círculo de amigos de Expediente X". Pero allí no había amigos. Sólo había un huevo de freaks como ella.
Hubo una quedada. Ella fue y desapareció.
Volvió (un año después) convertida en una especie de Iker Jiménez en gay. Osea, una especie de Iker Jiménez.
Lo sabe todo sobre todos los temas raros. Da miedo cuando se pone a hablar de esas cosas. Pero luego a todo el mundo le entra la risa. Es que tiene una cara de tonta que pa qué.



Ahora que ya tenía todos los datos necesarios, era el momento de empezar a moverse.
La Magneto, agotada después de contarme tantos y tantos datos, me miró fijamente:
- Hidro... yo... yo te...
- QUE NO, NENA. QUE HOY NO FOLLAMOS. ¡¡¡Empieza mi venganza!!!
- ¡Pero es que te quiero, coño!

La miré fijamente. Aquello me llegó al alma. ¡La Magneto estaba enamorada de mí! Bueno, yo ya lo sabía, pero ahora ella ¡¡LO RECONOCÍA!!.

- Qué cosas de decir tienes, nena. Pero ahora no puedo mantener esta conversación. ¡¡Ahora empieza...!!
- ¡¡QUE YO TE QUIERO!!
- ¡NENA COÑO! ¡DÉJAME TERMINAR!
- ¡YO TE...!
- ¡¡¡VENGANZAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!
- ¡QUIERO!
- ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

Este episodio se sale!!!! Qué final más bonito con toda esa tensión!!!.
Chocho, saca el SuperCinexin, píllate a la MrPoppins del brazo y hacer el teleflims que todas estamos esperando. Arte!!!!

¡¡¡A comprar Evax Tanga!!!
¡Que en esta serie va a haber sangre y grumos de sangre para darle ideas a la Coixet y sus anuncios de Compresas, neeenaaa!

Tendrías que descubrir una pócima de Aumentamarikas, y hacer el duelo final la Piluka y tu, a lo Godzilla, destruyendo media Barcelona... porque claro, ¡¡¡la otra media explota o se cae sola, neeenaaa!!!

Publicar un comentario

¿Quién soy?

  • Soy Hidroboy
  • Desde Barcelona, Barcelona, Spain
  • Diva estresada que casi casi no puede con su vida que vive en Barcelona y de vez en cuando se va de parranda a Huesca a comerse una buena longaniza de Graus. No fumo y no me drogo, pero bebo más que Sue Ellen en sus años mozos. Y además la ch*** que da gusto.
Yo!!

Links

Google Docs y Hojas de cálculo: procesamiento de textos y hojas de cálculo en la web. Editar esta página (si tienes permiso) |