« Home | Capitulo 14: La verdad esta ahi fuera » | Capitulo 13: C.S.I. (o C.S.NO) » | Capítulo 12: I'm Lovin' It!! » | Capítulo 11: El Concilio de Gayers » | Capítulo 10: Las Cinco Maricas Malas (The Jackson'... » | Capítulo 9: Rescue Me » | Capítulo 8: My baby shot me down... ¡Gang Bang! » | Capítulo 7: Dos maricas muertas, congeladas vivas ... » | Capítulo 6: Confessions on the front door of the d... » | Capítulo 5: ¡Es el fin del mundo! (O casi) »

Capitulo 15: Memories (Segunda Parte)

Remember, remember. En el último Memories yo había pasado a Piluca por la puerta del Lluvia de Estrellas. Entró siendo una garrula de Vic y salió convertida en una petarda de Barcelona. Y todo gracias a mí. Pero ¿quién me daba las gracias? ¡Yo! Y no me gusta hablar sola. Por eso, mientras espero a que el tren llegue a su destino (¡mierda de RENFE que siempre llega tarde!) me pongo a recordar...

Desde esa noche lo mío con Piluca fue de mal en peor. Yo me emborraché para aguantarla, porque se puso insoportable luciendo palmito (y es que, todo hay que decirlo, si no fuera porque tengo que odiarla, me la follaría viva) y diciéndole a todo el mundo lo divina que era por naturaleza.
Al día siguiente, en plena resaca, me enteré de su primera traición. Alguien me dijo que le habían contado que por ahí se comentaba que Piluca había explicado que ella fue a comprarse ropa y me encontró haciendo cruising en la planta joven del Corte Inglés y me rescató y me llevó a enseñarme cómo tiene que vestirse una. Y que por eso nuestro look era tan parecido.

Yo me puse como una moto y la llamé al móvil.
- ¿Diga?
- ¡Digo puta!
- ¿Hidro? ¿Eres tú? ¿Qué te pasa?
- ¿Que qué me pasa? Pues que estoy en los lavabos de la Planta Joven haciendo cruising y necesito que vengas a rescatarme.
- ¡Anda ya! ¡Si a ti eso no te va!
- ¡¡Claro que no!! ¡¿Por qué coño le dijiste a todo el mundo que yo estaba haciendo cruising?!
- ¿Yo dije eso? No sé... no me acuerdo... estaba borracha... me preguntaron si éramos hermanas...
- Y tuviste que dejarme por los suelos. ¿Has dicho hermana? Pero nena ¿qué te he hecho? Ayer por la tarde sabías explicar qué es un fuera de juego y ahora ya hablas en femenino. Te lo has tomado en serio, ¿eh?
- Ay nena, no te estreses... Jaaaajajajajajajaja.
Y colgó.

Estuve dos días sin hablarme con ella, porque se fue de la ciudad. A Vic, a ver su madre: Guillermina.

Durante esos dos días las pasé canutas para quitarme de encima la fama de cruisingera (¡Soy una cruisingeraaaa, cruisingeraaa!) que me había colgado la pelagatos esa, pero no sirvió de nada porque mi perfil del Bakala empezó a llenarse de gente que buscaba echar un polvo en "Centros comerciales". ¡Putas!

Total que la tía asquerosa volvió de Vic y se puso en plan Marlene Morreau (porque cuando se ponía en plan diva, sólo conseguía llegar a Morreau) a pasearse por toooodos los locales gays de Barcelona con el ego más subido que los coloretes de Heidi. Yo, de mientras, seguía con mi vida como si tal cosa.
Días después de eso volvimos a saludarnos por el messenger. Pero la acabé desadmitiendo porque no paraba de pasarme fotos de los tíos con los que había ligado y me ponía de los nervios.

Sí, vale, por un momento sentí envidia de lo mucho que follaba ¡pero eso no quita que fuera una puta! De hecho la envidiaba por eso, por ser una puta.

No me voy a poner a explicar aquí todas y cada una de las putadas que nos hicimos la una a la otra. Pero quiero dejar claro que si el vaso le dio en la cabeza no fue por mi culpa. Yo estaba bailando, alguien me dio un golpe y el vaso salió volando con tan mala suerte que fue a parar a su cabeza en el justo momento en que ella pasaba por allí. Todo fue un accidente.

3 puntos de sutura.

Pero entonces pasó algo...

Pasó lo peor que podía haber pasado. No es algo que me apetezca contar, pero aún así lo haré. Digamos que Piluca me traicionó. Que una cosa es colgar por todo el Gayxample fotos de una polla capturadas por webcam de forma traicionera haciéndote pasar por un chulazo de ibiza al que se supone que nunca vas a conocer y otra es robarle el novio a una amiga. O amiga enemiga.

Estaba destrozada. Aquello me dolió mucho. Pero no lo quiero recordar... no quiero... ¡no quiero!

El caso es que, estando yo como estaba, se me presentó la oportunidad perfecta para vengarme de ella por haberse acostado con Lucas. Ay... Lucas... qué hijo de puta... No había maricas suficientes en Barcelona que tuviste que ponerme los cuernos con ELLA.

Bueno, lo que os decía: que estando yo como estaba por lo que Piluca me había hecho... encontré la forma de vengarme.

Resulta que Piluca, en su afán por ser una gran actriz y tener muchos contactos (de todo tipo) se hizo muy amiga de un cineasta catalán (o eso se cree él) (se cree cineasta, no catalán) que era muy conocido por todas nosotras no por sus películas sino por las fiestas que montaba en su casa y que, se decía, siempre acababan de la mejor manera que puede acabar una fiesta llena de gays.

¡Bailando la Yenka!

Ya me entendéis.

Pues Piluca se hizo muy amiga del cineasta este... y el cineasta este la invitó a una fiesta. Y en esa fiesta corrió el alcohol y todo lo que podía correr.
Lo que Piluca no sabía era que aquella no era una fiesta normal y corriente. Porque la intención del CC (cineasta catalán) no era dar una fiesta... sino rodar una película porno. Él, obsesionado por la falta de naturalidad en el género, decidió invitar a muchos chicos de muy buen ver y grabar en video la parte final de esas fiestas suyas que siempre acababan como acababan.
Luego el cineasta intentó editar en dvd la película (bajo el original título: "Surprise, surprise"), pero su abogado le dijo que antes de haberla rodado no habría estado de más pedir los DNI's de los asistentes para comprobar que eran mayores de edad y, después del DNI, pedirles permiso.

Así que esa película nunca vio la luz. Y sólo ha tenido 4 espectadores.
El CC.
Un gran amigo suyo: yo.
Un gran amigo de un gran amigo suyo: La Pepi.

Y Guillermina.

Sí. Soy así de mala. En pleno ataque de rabia por haberse acostado con Lucas me cogí el dvd de "Surprise, surprise", me monté en un tren y me largué a Vic a ver a la madre de Piluca y enseñarle lo que su niño había estado haciendo desde que se largó de la tierra del fuet. (Land of the fuet, George A. Romero, 2006).

Llegué a Vic sin saber dónde buscar. Qué bonita es la venganza improvisada ¡pero qué putada!
Acabé localizando la sede del canal de televisión local en el que Piluca había montado el numerito de Fin de año por el que se tuvo que exiliar, de allí me mandaron a una tienda de embutidos (¡cómo no!) en la que Piluca había trabajado antes de llegar a la tele. De la tienda esta me mandaron a un videoclub de un amigo de la familia y del videoclub me mandaron a una residencia de ancianos. Allí trabajaba la Guillermina.

Yo me presenté diciéndole que era una amiga de su hijo (en ese momento me di cuenta de que no tenía ni idea de cómo se llamaba Piluca y no quise llamarle así no fuera que a la pobre le diera un pasmo) que le traía una película que su hijo había rodado en Barcelona y que sabía que a él le daba vergüenza que lo vieran en su casa pero yo creía que todo el mundo merecía verlo porque estaba fenomenal. Entonces me di la vuelta para largarme, pero Guillermina insistió en que fuera con ella a su casa a tomar un café y que le explicara como le iba a su hijo por la ciudad. Yo le dije que no, que tenía prisa y que no podía perder el último tren pero ella insistía, insistía... y a mí me dio miedo porque es una mujer muy grande (casi tan grande como su hijo) así que al final fui a su casa. Prometiéndome a mí mismo que no estaría allí cuando Guillermina pusiera el dvd.
Nos tomamos un café y comimos unas pastitas (sin fuet) mientras yo le explicaba lo maravilloso que era su hijo.
Ella me miró y dijo:
- ¿Por qué no le llamas por su nombre?
- ¿A quién? ¿A su hijo?
- Sí, a mi hijo.
- Ah... pues... no sé... es que le tengo mucho respeto a usted...
- Pues no me respetes tanto. Si eres amigo de mi Lucas, también eres amigo mío.

La galletita que tenía en la boca se fue por el otro lado de la impresión y me atraganté con ella. ¡Piluca se llamaba Lucas! ¡Y me había puesto los cuernos con Lucas! ¡MANDA FUETS!

- ¿Te encuentras bien?
- Sí, sí... es que... se me ha ido por el otro lado... voy un momento al baño...
- Claro, claro, está al final del pasillo, junto a la entrada.

Yo fui hacia el baño. Al abrir la puerta oí que Guillermina abría la caja del dvd. Me quedé en silencio, esperando escuchar qué pasaba. Oí que se sentaba en el sofá. Al momento en la pantalla empezaba a sonar música techno compuesta por el propio CC. Cogí mi chaqueta y mi bolso, colgados junto a la puerta; y ahógandome como estaba por la puta galleta de los cojones abrí la puerta y me largué de allí.
Mientras bajaba la escalera oí un grito desgarrador. Salí corriendo esperando que Guillermina apareciera detrás de mí invocando a todo el pueblo para masacrarme igual que intentaron hacer con Piluca (con fuets y bolis de cristal y bolis naranjas). Pero nadie salió corriendo detrás de mí.

Fui a la estación y me monté en el tren de vuelta a Barcelona.
No sabía si Guillermina había sobrevivido al impacto de ver a su hijo protagonizando un bukkake. Pero sí sabía que, si lo había hecho, en cuanto pusiera un pie en Barcelona alguien me iba a arrear una paliza que iba a hacer historia. Y ese alguien se llamaba Lucas. Pero el Lucas Piluca, no el Lucas ex-mío. Aunque ¿ves? eso tampoco me habría sorprendido.

Pero no.
Nadie me pegó.

Cuando llegué a Barcelona me estaba esperando la Pepi, que me miraba fijamente desde el andén. Me acerqué a ella, asustada.

- ¿Qué pasa nena?
- Hidro tía... Es Piluca...
- ¿Qué? ¿Ya lo sabe? ¿Viene a matarme?
- No, no sé lo que sabe ni sé si viene a matarte. De hecho no sé ni dónde está. Dicen que ha desaparecido.
- ¿Desaparecido?
- Sí, desaparecido.
- Qué jeby tía... Qué jeby...

¡QUÉ JEBY, NEEENAAAA!!!

No me extraña que la Piluca quiera arrancarte los intestinos para saltar a la comba con ellos.

¡¡¡ESO NO SE HACEEEEE, NEEENAAA!!!

Como toda marika sabe: las madres de las marikas viven en UNIVERSOS PARALELOS, NEEENAAA... Y...

¡¡¡ESO NO SE HACEEEEE, NEEENAAA!!!

Tienes bien requetemerecido la Revenge de la Jedi, por muy Bree Van de Camp que te pongas, ¡mamarracha!

Deberían hacerte lo mismo y emitir tu hidrovídeobukkake en GENTE, programa que ven todas las madres del mundo mundial, y las madres de marikas en Univeros Paralelos.

A ver cómo se te resiste el maquillaje Water Proof después de eso, ¡¡¡neeenaaa!!!

Pero bueno Hidro ¿ como puedes llegar a ser tan malisisima? con esa carita de niño bueno que tienes.Seguro que la madre de Lucas/piluca se quedo paralitica del susto y tu vuelves ahora al lugar del crimen. Mala, mala y mala eso es lo que eres. No me extraña como dice la Dolly ( divina ella como siempre)que la Piluca te quiera ahorcar yo haria lo mismo.Aunque eres mala te seguire queriendo y leyendote ¡pero joder tia como eres!

Eres mala Muriel!

Publicar un comentario

¿Quién soy?

  • Soy Hidroboy
  • Desde Barcelona, Barcelona, Spain
  • Diva estresada que casi casi no puede con su vida que vive en Barcelona y de vez en cuando se va de parranda a Huesca a comerse una buena longaniza de Graus. No fumo y no me drogo, pero bebo más que Sue Ellen en sus años mozos. Y además la ch*** que da gusto.
Yo!!

Links

Google Docs y Hojas de cálculo: procesamiento de textos y hojas de cálculo en la web. Editar esta página (si tienes permiso) |